• Annex Asia

CHINA SOPORTA EL SECTOR PRODUCTIVO GLOBAL, ESPECIALMENTE EN EUROPA Y AMÉRICA


Según expertos en materia económica y algunos presidentes de corporaciones multinacionales europeas, de no haber contado con el soporte del gigante asiático, el pasado 2020 pudo acabar con una caída de hasta el 40%.


Lo cierto es que, mientras los mercados tradicionales han decaído debido al coronavirus, hemos visto como China ha tenido un comportamiento espectacular cerrando el año pasado con negociaciones en Europa y captaciones de proyectos similares a las de 2019.

Un importante número del millar de multinacionales españolas implantadas en China han logrado maquillar los negativos resultados gracias al crecimiento que han vivido en el gigante asiático. Aunque algunas empresas reportaron caídas de hasta el 5% en sus ingresos globales, el buen comportamiento del Gran Dragón ha permitido mitigar el duro golpe.


Economistas afirman que la remontada en China, después de un primer trimestre en negativo debido al cierre del país para combatir al coronavirus, ha sido «épica». Y gracias a eso ha cerrado el ejercicio igualando el resultado de 2019, que marcó el récord de sus 35 años de historia. Por lo tanto, se espera que el mercado Chino sea el primer socio comercial de España durante el 2021.


Los sectores productivos beneficiados por el mercado asiático van desde la industria lácteas, el sector de la construcción, tecnología, energía, despachos de abogados, aduanas a lo largo y ancho del mundo y por supuesto, los sectores de las maquinarias y las inspecciones de fábrica como es el caso de Asia Surveyors y Annex Asia.


La gerencia general de nuestras empresas, confirman que han resistido en los otros mercados a nivel de facturación, pero gracias al aumento de China terminamos 2020 con mejores números y hemos podido mantener operativas todas las líneas de negocios que llevamos en toda Latinoamérica.


La razón de este comportamiento excepcional se encuentra en la buena gestión de la crisis sanitaria provocada por la covid-19, lo que ha permitido la rápida apertura de los centros productivos y compensar la falta de capacidad de otras fábricas, asegurando así un buen servicio a clientes tanto en China, como en Europa y el resto del mundo.

6 vistas0 comentarios